Sandra Ramos

Nace en 1969, en La Habana, Cuba. Vive y trabaja entre Miami y La Habana.

El trabajo de Sandra Ramos está relacionado con su vida y sus experiencias de aprendizaje. Sus propuestas iniciales asimilaron la sensibilidad artística, cultural, sociopolítica e histórica inherente al contexto cubano. Pero en su humanidad, conectaron orgánicamente con el mundo.

Formó parte de una generación de artistas cubanos que durante los años ´90 revolucionaron el uso del grabado, experimentando con el color y aportándole nuevos contenidos. Su obra abarca las instalaciones, el dibujo, la pintura y las video-animaciones. Sus trabajos de naturaleza gráfica poseen una estructura narrativa que se genera desde el diálogo de sus personajes, muchos de los cuales son préstamos de la gráfica tradicional cubana, del humorismo político de la primera mitad del siglo pasado. Además, crea sus propios personajes, estereotipos contemporáneos de la sociedad cubana.

La comunicación es un propósito recurrente en su obra. Intenta establecer un trazo reflexivo, que puede ser útil para que las personas en el futuro comprendan nuestro mundo y lo hagan mejor. En ese sentido aborda temáticas como la tensión entre el ámbito público y privado, señalando el aumento de totalitarismos y falsos populismos alrededor del mundo, el fracaso de las utopías sociales y la frustración de la igualdad y la justicia como ideales humanos en las sociedades contemporáneas desarrolladas y en desarrollo.

Se graduó en 1988 de la Academia Nacional de Bellas Artes de San Alejandro, La Habana Cuba y en 1993 del Instituto Superior de Arte (ISA), La Habana Cuba.

Sus exposiciones individuales más importantes son: 2019 Do big Girls Cry? Eugenia Vargas Pereira/ Sandra Ramos. XIII Bienal de La Habana, Studio Havana, Cuba; Historias de Ayer y hoy, Aglutinador Gallery, La Habana, Cuba. 2018 Deja vu, Panamerican Art Projects Gallery, Miami, USA.

Su obra también ha sido incluida en numerosas exposiciones colectivas: 2020 Personal Space. Self-Portraits on Paper, Museum of Fine Arts, Boston, USA; 10 de 500. La cuadratura del círculo, Factoría Habana. La Habana, Cuba; RBL GRL | Revolution Doesn’t Ask Permission, The Galleries at the Historic Thomas Center, Gainesville, FL. USA; School Photos and their Afterlives, Hood Museum of Art, Dartmouth College, Hanover. NH. USA.

Su obra forma parte de colecciones públicas como: ASU Arizona State University Art Museum, USA/ Casa de Las Américas, La Habana. Cuba/ Civitella Ranieri Foundation, Italia/ Fuchu Art Museum, Tokio. Japón/ The Alfond Collection of Contemporary Art at Rollins College, Orlando, USA/ The Bronx Museum of the Arts, NY, USA/ The Herber F. Johnson Museum of Art, Cornell University Ithaca, NY, USA/ The Farber Cuban Avant-Garde Collection, NY, USA/ The Ludwig Collection, Ludwig Forum für Internationale Kunst, Aachen, Alemania/ The Shelley & Donald Rubin Foundation, NY, USA/ The San Diego Museum of Art, San Diego, CA, USA/ The Pizzuti Collection, Columbus, OH, USA/ PAMM Perez Art Museum, Miami, USA/ The Museum of Fine Arts, Boston, USA/ The Museum of Modern Art, NY, USA/ Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana, Cuba/ Museum of Art, Fort Lauderdale, USA/ 21c Museum Hotel, Collection Steve Wilson, Kentucky, USA/ Thyssen-Bornemisza Art Contemporary,TBA21, Vienna Austria.

‘El arte es para mí al mismo tiempo libertad y compromiso, una fuerza que nos ayuda a vivir más plenamente, a estar atentos ante nuestro mundo, transmitiendo nuestra experiencia y conocimiento a futuras generaciones.’